Saltear al contenido principal

Un estudio demuestra que el cambio climático está provocando una alteración en el movimiento de agua en la vegetación

portada un estudio de muestra que el cambio climático

El estudio “Nocturnal stomatal conductance in wheat is growth-stage specific and shows genotypic variation”, dirigido por Kellie E Smith et cols, concluye que el cambio climático está provocando que las temperaturas globales nocturnas mínimas aumenten 1,4 veces más rápido que las temperaturas diurnas. Una situación que lleva a unas pérdidas significativas de rendimiento para las principales especies de cultivos.

Estos incrementos están teniendo un mayor impacto en el rendimiento de la vegetación, debido también al aumento de las temperaturas máximas diarias, lo que supone un importante factor de estrés para la vegetación a nivel global.

Las adaptaciones específicas de los procesos metabólicos diurnos y nocturnos de las plantas y las fluctuaciones del agua son aspectos vitales de la fisiología vegetal para su adaptación a las condiciones del medio.

Durante el día, a medida que sale el sol, las temperaturas y la velocidad del viento aumentan, lo que genera un alto déficit de presión de vapor (VPD) y una baja resistencia de la capa límite. Estas condiciones promueven altas tasas de evaporación del suelo, absorción de agua de las raíces, transpiración y conductancia estomática.

En estas condiciones, características como la alta emisividad foliar y la glaucosidad sirven para desviar la radiación solar de alta intensidad, enfriando la hoja para mantener bajos niveles de evapotranspiración.

Por otra parte, durante la noche, la conductancia estomática de las plantas durante el período nocturno representa una fuente importante de pérdida de agua, con implicaciones para el metabolismo, la regulación térmica y la eficiencia del uso del agua. Bajo las temperaturas nocturnas más frías, el dosel también experimenta tasas más bajas de respiración y menos pérdida de agua del suelo. De esta manera, el suelo permanece más fresco y puede producirse una redistribución hidráulica en la zona de las raíces.

Movimiento del agua en las plantas. Jones, 2013.

Este estudio dirigido por Kellie E Smith, muestra que la conductancia estomática nocturna en el trigo es específica de la etapa de crecimiento, así como se hace evidente una variación genotípica. Algo que indica diversidad de conductas en un conjunto variado de condiciones.

La alta apertura de las estomas puede impedir una baja eficiencia en el uso del agua. Así, en condiciones de buen riego la alta apertura de las estomas también promueve mayores tasas de asimilación de carbono, acumulación de biomasa y recepción de luz.

Con fuertes correlaciones positivas entre la apertura estomática y la apertura estomática nocturna, es posible que la magnitud de la apertura estomática general refleje un método para ajustar el intercambio de gases a lo largo de cada período de 24 h para optimizar la absorción, el crecimiento y la pérdida de agua durante la vida de la planta, una hipótesis que está en línea con modelos recientes basados en la teoría de optimización.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido