Saltear al contenido principal

Las conclusiones de PARJAP 2024 reivindican las SBN como “las herramientas con la que contamos para adaptarnos al cambio climático”

Las conclusiones de PARJAP 2024 reivindican las SBN como “las herramientas con la que contamos para adaptarnos al cambio climático”

El Congreso PARJAP 2024, organizado por la Asociación Española de Parques y Jardines y el Ayuntamiento de Pamplona, ha cerrado el bloque del programa científico de su 50º edición con la presentación de las conclusiones de tres días de ponencias en torno al eje temático ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza: una apuesta de futuro’. El documento resume las aportaciones de los expertos participantes sobre las posibilidades que ofrecen las SBN, en la gestión de espacio verde, en todas sus escalas.

Ángel Arana, jefe del Servicio de Zonas Verdes del Ayuntamiento de Pamplona, ha sido el encargado de leer estas conclusiones, que han resaltado cuatro reivindicaciones: comenzar a trabajar las SBN a partir del ecosistema del suelo, utilizar la base de la infraestructura verde para adaptar las ciudades al cambio climático, trasponer el uso de las SBN en todas las normativas y difundir sus beneficios. En definitiva, se trata de “las herramientas con las que contamos para adaptarnos al cambio climático”.

A continuación, puede leerse el texto de conclusiones de la clausura, que también ha incluido un agradecimiento a la labor de todas las personas que han intervenido en la preparación del Congreso, que se ha desarrollado del 8 al 10 de mayo en Baluarte, Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, en la ciudad de Pamplona.

 

  1. El ecosistema del suelo es la base para comenzar a trabajar con las SBN. En las ciudades contamos con suelos compactados, faltos de biodiversidad e impermeables, que los convierten en un medio hostil para la supervivencia de la vegetación. Los colapsos de suelos urbanos nos están mostrando su mal estado y cómo esto repercute en la salud de la vegetación. Los SUD (Sistemas Urbanos de Drenaje) son una de las soluciones con las que contamos para evitar el colapso de los suelos urbanos y, al permeabilizarlos, las ciudades se convierten en esponjas; el fomento de la biodiversidad debe comenzar por el ecosistema suelo.

 

  1. El aumento de las temperaturas y de los periodos de olas de calor, así como las anomalías en la distribución de las precipitaciones, está afectando directamente a la salud de las personas. Los efectos de este cambio son más notables en las grandes ciudades.

 

El reto que se nos plantea en este momento es la adaptación de las ciudades al cambio climático. Las SBN son la herramienta con la que contamos para la renaturalización del medio urbano utilizando la base de la infraestructura verde, y para ello, debemos renaturalizarla, mejorarla y adaptarla a las nuevas condiciones.

Las islas de calor han pasado a ser archipiélagos de calor que se deben homogenizar para obtener mayores beneficios ambientales. La Infraestructura Verde es el mejor elemento con el que contamos en la ciudad para equilibrar, mejorar el confort, disminuir la pobreza energética y, en definitiva, mejorar la salud y la vida de las personas. Para ello, debe establecerse un diálogo efectivo entre la Infraestructura Verde y el resto de infraestructuras urbanas. El mejor refugio climático con el que contamos en la actualidad es la infraestructura verde, especialmente los jardines, valga como ejemplo La Alhambra, en la que se combina el elemento constructivo con el agua y la vegetación. Los jardines históricos son un ejemplo vivo de que las SBN funcionan, los jardineros las llevamos aplicando desde hace siglos a base de prueba y error.

 

  1. Las SBN son acciones que ya están contempladas en la legislación de la Unión Europea y que deberían trasladarse a todas las normativas: nacional, comunidades autónomas y locales. Las SBN están suficientemente documentadas y contamos con herramientas que permiten replicarlas y adaptarlas en distintos ámbitos, escalas y necesidades.

 

  1. Debemos apoyarnos en la evidencia científica para dar a conocer los beneficios de las SBN a la ciudadanía; para ello es imprescindible la colaboración de las administraciones técnico científicas, las entidades privadas y las administraciones públicas. La renaturalización de los patios escolares nos ofrece una oportunidad de oro para transmitir los valores ligados a la educación ambiental, que van a propiciar una ciudadanía adulta consciente e implicada con los valores de la infraestructura verde.

 

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido