Saltear al contenido principal

Las algas ayudan a cuidar de la biodiversidad y a combatir el cambio climático

portada las algas

Un artículo desarrollado por Hopkins et Al. Incide en la importancia que tiene la presencia de las algas del suelo para cuidar de la biodiversidad, así como para reducir los niveles de CO2 atmosférico.

En las profundidades de los océanos apenas llega la luz solar, sin embargo, la poca que llega permite la vida de un promedio de 5 millones de algas microscópicas, bacterias y eucariotas fotosintetizadores por gramo de suelo a nivel global. Hasta el momento, la presencia de estos organismos había sido calificada de discreta y el papel que juegan en la biodiversidad era considerado meramente anecdótico.

Un estudio desarrollado por Hopkins et al. incide en la importancia que tienen las presencias de las algas del suelo para cuidar la biodiversidad, así como para reducir los niveles de Co2 atmosférico.

Para estudiar la distribución global de estas algas terrestres, y para conocer su productividad anual, un equipo de investigadores analizó la vida de estos microorganismos, así como recopiló toda la información disponible sobre los mismos.

Concluyeron que hay cerca de cinco millones de algas microscópicas, de promedio, en cada gramo de tierra vegetal, y, al igual que las plantas, secuestran el Co2 atmosférico, aumentando así la reserva de carbono del suelo.

Además, descubrieron que las algas del suelo capturan aproximadamente 3,6 gigatoneladas de carbono al año, lo que equivale al 30% de las emisiones de CO2 producidas por la actividad humana.

Estos resultados alteran los supuestos básicos sobre el papel que desempeñan los microorganismos en el suelo, mostrando que la fotosíntesis microbiana es un componente importante no solo de los ecosistemas acuáticos sino también de la mayoría de los terrestres, así como subrayan el papel fundamental de las microalgas en el ciclo global del carbono.

Preservar la biodiversidad del suelo nunca ha sido tan importante como lo es hoy, cuando existe una urgencia creciente por aprovechar todas las oportunidades disponibles para reducir los niveles de CO2 atmosférico.

Y es que, las algas tienen múltiples usos y beneficios, ya que pueden utilizarse como fertilizante natural, reemplazo sostenible para los plásticos, como componentes de medicinas y cosméticos, así como son clave en la lucha contra la contaminación de los océanos limpiando el agua de nitratos y fosfatos.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido