Saltear al contenido principal

La Unión Europea prepara la primera ley dedicada al exclusivamente a los suelos

Se trata de una reforma que forma parte de la estrategia del suelo para 2030, en la que, por primera vez en la historia, los suelos recibirán el mismo estatus legal que el aire y el agua

 

La estrategia del suelo de la UE para el año 2030 establece un marco de medidas concretas, con el fin de proteger y restaurar los suelos, así como garantizar que se utilicen de forma sostenible.

Para esto, se establece una visión y un conjunto de objetivos para lograr suelos saludables en 2050, mediante acciones concretas estimadas para el año 2030.

Así, se anuncia una nueva Ley de Salud del Suelo para el año 2023, la primera vez que la Comunidad Europea establece un marco legal específico para el suelo, con el fin de garantizar un alto nivel de protección ambiental y de salud.

Esta estrategia del suelo para 2030 es un elemento clave de la estrategia respecto a biodiversidad y medioambiente de la unión para la agenda 2030, ya que los suelos saludables son esenciales para lograr la neutralidad climática, una economía limpia y circular, así como detener la nitrificación, desertificación y degradación de la tierra. Así como son esenciales para revertir la pérdida de biodiversidad, proporcionar alimentos saludables y salvaguardar la salud humana.

En este sentido, en España se emitió el reciente Real Decreto 47/2022, de 18 de enero, sobre protección de las aguas contra la contaminación difusa producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias establece en su Anexo 1 “Códigos de buenas prácticas agrarias” condiciones como el mantenimiento durante períodos lluviosos de un manto mínimo de vegetación que absorba el nitrógeno del suelo que, de lo contrario, podría causar fenómenos de contaminación del agua por nitratos, entre otras medidas de ecologización de la gestión de los suelos.

Una acción que forma parte de la iniciativa de nuestro país respecto al cuidado del medioambiente, concretamente, de los suelos.

De esta manera, la Unión Europea planea realizar una evaluación de impacto integral, la cual sentará las bases de la propuesta de ley de salud del suelo de 2023 y ayudará a consensuar una propuesta que debe ser aceptada por los estados miembros, al tiempo que garantiza una protección suficiente del suelo.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido