Saltear al contenido principal

La sostenibilidad y la naturaleza urbana, prioridad en la nueva instrucción técnica del Ayuntamiento de Barcelona

portada sostenibilidad y naturaleza urbana ayuntamiento de barcelona

Proteger y cuidar de la naturaleza urbana es fundamental para la construcción de ciudades sostenibles y resilientes, que pongan en el centro el respeto por la biodiversidad junto al fomento de la salud de los habitantes.

Es por ello, por lo que desde el Ayuntamiento de Barcelona se ha llevado a cabo, en los últimos años, una revisión completa de la Instrucción técnica para la aplicación de criterios de sostenibilidad en proyectos de obras, aplicable a proyectos de espacio público y edificios municipales.

Una medida preparada con el fin de incorporar nuevos desarrollos y exigencias ambientales más estrictas, como son la obligatoriedad de cumplir requerimientos y protocolos internos relacionados con la autosuficiencia energética e hídrica, los edificios cicables o la naturalización de los espacios verdes.

LOS NUEVOS CRITERIOS DE LA INSTRUCCIÓN TÉCNICA

Como elementos nuevos se han definido criterios para la consideración del ciclo de vida de infraestructuras, así como el cálculo del “coste total de propiedad” para proyectos de obras, especialmente edificación. Los criterios también incorporan criterios relativos a la transmisión de información en formato digital, y obliga al operador municipal a crear estructuras de datos coherentes, por ejemplo, utilizando BIM preferentemente.

También se incorporan criterios para hacer frente a la emergencia climática, tanto en el espacio público como en la edificación. En caso de proyectos de espacio público se promueve la creación de espacios de sombra, espacios verdes de refugio climático, la selección de pavimentos con un alto índice de reflectancia o la reserva de espacio suficiente en el suelo y subsuelo por la prestación de servicios climáticos.

Además, en el ámbito de la edificación se incluyen medidas pasivas para mejorar el confort térmico, muros verdes y autoproducción de energía, junto a la gestión de agua de lluvia en origen entre otros.

Otro de los nuevos elementos es la obligatoriedad de incorporar soluciones de cubierta verde, de acuerdo con el Protocolo del Instituto del Paisaje Urbano.

También se han actualizado los parámetros referidos a la preservación de la calidad de las aguas y la autosuficiencia hídrica, según los nuevos requerimientos de los planes directores de saneamiento, alcantarillado y recursos hídricos alternativos, con la obligatoriedad de utilizar “Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible”, o #SUDS (Sustainable Urban Drainage Systems), que permiten reproducir en el ámbito urbano el comportamiento natural del agua de escorrentía, que en general se utilizaran como complementarios al drenaje convencional, para reducir el volumen del agua tratada y mejorar su calidad.

El diseño y gestión de los SUDS se fundamenta en cuatro pilares esenciales, denominados: Control escorrentía superficial, Gestión de la calidad del agua, Ciudad saludable, y Ciudad biorreceptiva. La instrucción habilita el uso de una reciente “Guía Técnica para el diseño de SUDS”, que tiene como finalidad definir los Criterios para el óptimo diseño de los SUDS en Barcelona.

Esta última guía se añade a otras existentes como la “Guía básica de diseño de drenajes sostenibles” del Ayuntamiento de Madrid y la “Guía básica de diseño de drenajes sostenibles”  del ayuntamiento de Castellón de la Plana entre otros.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido