Saltear al contenido principal

La mayoría de las personas que practican deporte utilizan los espacios verdes

La mayoría de las personas que practican deporte utilizan los espacios verdes

Un 53% de los españoles eligen los parques y zonas renaturalizadas para realizar ejercicio físico, según un Eurobarómetro especial sobre deporte y actividad física.

Un artículo científico realizado en la ciudad de Zaragoza muestra la percepción que tienen los ciudadanos sobre los beneficios de la práctica deportiva en espacios verdes del medio urbano.

Realizar actividad física en los espacios verdes de las ciudades es una práctica cada vez más frecuente. A la tendencia por formar parte de un grupo de personas que practican deporte al aire libre se une la mayor concienciación sobre los beneficios que aporta a nuestra salud mental y física. Diferentes estudios científicos que compartimos en este artículo confirman estas evidencias y aportan nuevos datos sobre las particularidades de estos ejercicios deportivos en ciudades como Zaragoza.

La capital aragonesa protagoniza el artículo científico ‘Actividad física en las áreas verdes urbanas: estudio de caso’, publicado en la Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, y realizado por Irela Arbonés, Celia Marcén y Eduardo Piedrafita, investigadores de la Universidad San Jorge, y Fernando Gómez-Gonzalvo, investigador de la Universidad – CEU Cardenal Herrera. Esta investigación toma como referencia el EuroBarómetro especial sobre deporte y actividad física, que ya en 2017 refleja que un 53% de los españoles eligen los parques y zonas renaturalizadas para realizar ejercicio físico.

A través de una metodología cualitativa de ‘focus group’, el estudio realizado en la ciudad de Zaragoza evalúa a 23 personas que practican deporte en los espacios verdes de la ciudad o tenían relación con alguna de las actividades: ocho personas en el grupo de deportes de carrera a pie, ocho personas en el grupo de deportes de ciclismo, y siete personas en el grupo de deportes minoritarios emergentes. La edad media es de 38,4 años y el tiempo de práctica deportiva asciende a 15,7 años. Respecto al perfil de sexo, el 60,9% son hombres y el 39,1% restante, mujeres. Todos ellos abordaron dos cuestiones de interés: el incremento de la práctica de actividad física en espacios verdes urbanos y los motivos de esta práctica.

Las respuestas de los participantes confirman que la práctica en lugares tradicionales como gimnasios ha decaído y trasladan que la creación de nuevos espacios verdes por parte de las administraciones públicas resulta fundamental para incrementar la práctica deportiva en el entorno urbano. En este sentido, los encuestados señalan la transformación de la ciudad de Zaragoza con motivo de la Expo de 2008 como un gran impulso para la extensión de la infraestructura verde en torno a las riberas del río Ebro. Además, los ciudadanos destacan como acción complementaria el desarrollo de infraestructuras de acceso a estos espacios: carriles bici y zonas verdes.

Esta promoción de la actividad física en las áreas verdes urbanas responde a una estrategia de desarrollo sostenible, una acción que puede verse reforzada por el incremento de nuevos modelos de práctica deportiva emergente, como los deportes urbanos (parkour, calistenia, skate o BMX) a través de equipamientos específicos. Entre tanto, se ha logrado una normalización de la realización de ejercicio deportivo en los espacios verdes por parte de las mujeres y se ha avanzado hacia una democratización de los lugares propios en términos de igualdad.

Los beneficios en la salud de la práctica deportiva

Queda una vez más demostrado que los parques son espacios para la práctica deportiva, como compartimos en la última entrega de ‘Leyendo en Verde’, y funcionan además como espacios que mejoran la salud, tanto física como mental, de la población. Así lo refleja el artículo científico ‘Beneficios de los espacios verdes y actividad física en el bienestar y salud de las personas’, publicado en la Revista médica de Chile.

En la investigación que llevan a cabo diferentes investigadores de universidades del país chileno, se demuestra que la interacción con la naturaleza se asocia con una mejor salud mental y mayor bienestar; en concreto, reduce el riesgo de diabetes y disminuye la obesidad. Además, quienes realizan actividad física en espacios verdes demuestran un mejor estado afectivo, gracias a la liberación de endorfinas.

Asimismo, los investigadores de este estudio sostienen que las personas que cumplen con una serie de recomendaciones de actividad física (150 minutos como mínimo de intensidad moderada a la semana), tienen menor riesgo de presentar patologías cardiovasculares y mejoran sus expectativas de vida.

En definitiva, la práctica de actividad deportiva en los espacios verdes urbanos es una tendencia que ya se ha asentado entre la ciudadanía. El disfrute de realizar ejercicio físico, en condiciones de igualdad y cerca de la residencia habitual, se ha unido a una mayor concienciación sobre los beneficios de esta práctica para la salud.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido