Saltear al contenido principal

La crisis climática reduce la reproducción de mariposas en las ciudades

La crisis climática reduce la reproducción de mariposas en las ciudades

Científicos alertan de que las altas temperaturas y la ausencia de agua provocan una disminución del alimento de estos animales.

Los efectos climáticos también están ocasionando la desaparición acelerada de especies de anfibios.

Una parte de las especies animales que habitualmente contemplamos en nuestros parques están en peligro de desaparición. En este artículo hablamos, en concreto, de las mariposas y los anfibios, y es que según determinan las investigaciones científicas, la crisis climática está afectando a la biodiversidad y sus capacidades para reproducirse y sobrevivir.

Los récords de temperaturas que se batieron durante el reciente verano afectaron a una gran variedad de especies animales, según han registrado los observatorios de seguimiento de mariposas en las ciudades, algunos dependientes del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales. La sequía en determinadas zonas conlleva consecuencias negativas en la biodiversidad y el hábitat de las mariposas, ya que las plantas se secan y, por tanto, las mariposas se quedan sin alimento disponible.

Debido a la falta de alimento por la falta de agua y las altas temperaturas, algunas de las especies de mariposas ven amenazada su supervivencia y reproducción, mientras que otras se marchan a altitudes más elevadas, o más al norte, para encontrar la vegetación que necesitan.

Llegados a este punto, es importante destacar la cualidad de las mariposas como bioindicadoras; es decir, son capaces de aportar información del estado en el que se encuentra el ecosistema donde habitan. Así, las dificultades que estas especies llevan sufriendo desde hace unas décadas por la sequía y el calor se extienden ahora a otros animales, como es el caso de los anfibios.

El cambio climático representa para los anfibios una de las mayores amenazas, tal como recoge un estudio difundido en la revista ‘Nature’ con la participación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC. De las más de 8.000 especies analizadas, la investigación determina que cerca del 41% son vulnerables a la desaparición, un porcentaje muy superior al de los mamíferos (26,5%) o el de las aves (12,9%).

La ampliación de zonas protegidas y corredores ambientales preserva el hábitat de estas especies

Ante la destrucción y degradación del hábitat a causa de los efectos del cambio climático, los expertos abogan por la ampliación de zonas protegidas y de corredores ambientales. “Nuestro estudio demuestra que no podemos seguir subestimando estas amenazas. Proteger y restaurar las selvas y los bosques es fundamental no sólo para salvaguardar la biodiversidad, sino también para hacer frente al cambio climático“, defiende Jennifer Luedtke, coordinadora en la UICN y una de las autoras del artículo científico sobre los anfibios, una especie que juega un papel clave en el equilibrio de los ecosistemas.

La conclusión positiva de este estudio es la constatación de que más de medio centenar de anfibios presentes en la lista roja de especies en riesgo de extinción aumentaron sus poblaciones desde 1980. Lo hicieron, precisamente, gracias a las medidas de conservación, protección y gestión de hábitats. 

Más información en https://blog.creaf.cat/es/noticias/ciudades-sin-mariposas-sequia-calor/ y en https://www.mncn.csic.es/es/Comunicación/el-cambio-climatico-acelera-peligrosamente-la-desaparicion-de-los-anfibios

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido