Saltear al contenido principal

Juan Palop “Hay que rehacer las ciudades áridas alrededor del agua”

portada Juan Palop

La infraestructura verde urbana debe ser un servicio resiliente y eficaz, que trabaje para las comunidades humanas y por el cuidado de la naturaleza. Sin embargo, para lograr evolucionar la gestión de la misma, es clave poder analizar y cambiar los antiguos modelos de administración con los que han operado los responsables técnicos en los últimos años.

Uno de los conceptos más importantes para la evolución del sector, es el biourbanismo, una manera de entender la gestión del verde moderna, que pone en valor la estética del decrecimiento y el paisaje como infraestructura, al igual que representa un abandono del pensamiento tradicional de contención y control.

Hemos estado analizando y aprendiendo sobre este concepto en el webinar técnico #HablandoenVerde del pasado 12 de noviembre, gracias a la participación de Juan Palop, arquitecto, urbanista, fundador y director de LPA Studio.

 

LA IMPORTANCIA DE LA NATURALEZA Y LAS PERSONAS EN EL BIOURBANISMO

Juan Palop nos explicó que para comprender el biourbanismo, es indispensable entender a la sociedad y su relación con el medio, como un sistema vivo, en el que todos los ámbitos que la conforman están relacionados y son codependientes entre sí.

Los modelos actuales sólo funcionan porque externalizan y condensan los problemas, por lo que es clave salir de los modelos centralizados y comenzar a plantear modelos de gestión distribuidos, en que todos los elementos que componen la infraestructura verde urbana, como el paisaje o la arquitectura, son infraestructuras por sí mismas, en palabras del propio ponente: “La ecología es la nueva ingeniería”.

Es decir, entender el territorio como una organización viva, compuesta de múltiples sistemas, ecológicos, políticos, infraestructurales, sociales etc, sujetos a dinámicas internas y externas en constante desarrollo y co-evolución.

El biourbanismo también implica mirar a la naturaleza de dos formas, por un lado, se inspira en las inteligencias y formas de la naturaleza en sí, y, por otro, desarrolla el potencial de los sistemas naturales para construir paisajes habitables y saludables.

 

LA RELACIÓN ENTRE TURISMO Y BIOURBANISMO

El principal espacio de trabajo de LPA Studio, equipo de trabajo que dirige Juan Palop, se centra en entender y gestionar proyectos en los lugares más cálidos del planeta, espacios donde también se concentra mucho turismo. ¿En qué manera se relacionan estos conceptos con la infraestructura verde urbana y la gestión del verde?

Juan Palop puso el ejemplo de las Islas Canarias, que cuenta con una gran biodiversidad también gestiona más de 150 millones de pernoctaciones turísticas, personas que, aunque no vivan en estas islas, también conforman la comunidad humana que conoce y vive el paisaje urbano, y que también consume recursos.

Recursos como el agua, cuyo consumo puede llegar a producir algo más de un kilo de C0 por día por parte de un turista. El agua, continúa sin alcanzar el valor que debería. En este contexto aparece el Biourbanismo, que entiende que la gestión tiene que decidir si el agua es un residuo o un recurso y rehacer las ciudades alrededor de la misma.

Sin duda, el Biourbanismo destaca por ser una reformulación de la arquitectura, de las infraestructuras y de la manera en que entendemos la gestión de los espacios verdes urbanos. En el que, como explica Juan, “Todos tenemos que ser infraestructura verde y Jardín Botánico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido