Saltear al contenido principal

Infraestructura Verde Metropolitana: Decálogo de elementos estratégicos para la planificación y la gestión

La Infraestructura Verde Urbana es un elemento fundamental para la administración de las ciudades, es por eso, por lo que para realizar una gestión conveniente, es necesario contar con las mejores herramientas técnicas y de conocimiento disponibles. En base a esto, Joan Marull, jefe del área de ecología y territorio del IERMB ha desarrollado un decálogo a partir de las conclusiones de la presentación de Papers 64 “Retos y oportunidades de la Infraestructura verde metropolitana”.

Este decálogo tiene como objetivo potenciar la Infraestructura Verde metropolitana de Barcelona como sistema proveedor de múltiples servicios ecosistémicos, para frenar la pérdida de biodiversidad, adaptar las ciudades al cambio climático y convertirlas en espacios más sostenibles, resilientes y saludables para las personas.

Se ha realizado, a partir de las conclusiones de la presentación de Papers 64, el 28 de abril en el Palau Macaya de Barcelona y lo ha coordinado Joan Marull, jefe del área de ecología y territorio del IERMB.

La estrategia de gestión de Infraestructura Verde a nivel nacional

A nivel estatal podemos encontrar la Estrategia Nacional de Infraestructura Verde y de la Conectividad y Restauración Ecológicas como herramienta fundamental para la gestión de la infraestructura verde.

Este plan fue publicado en el BOE el 13 de julio del año 2021. Este plan aborda uno de los problemas fundamentales para la conservación de la naturaleza en España, tanto el deterioro de los ecosistemas y sus servicios, así como su fragmentación. Fruto de 50 años de gestiones poco sostenibles.

La Estrategia Nacional de Infraestructura Verde tiene como objetivos aplicar herramientas de planificación y gestión territorial diseñadas desde un planteamiento que vincule las actuaciones con resultados esperados de conservación de la biodiversidad, de mantenimiento y restauración de la conectividad y la funcionalidad de los ecosistemas y sus servicios.

Esto se apoyará con la evaluación sistemática de los resultados como fuente de información continua. Así, esas acciones deben contribuir a la mitigación de los efectos y presiones que los actuales modelos de desarrollo generan sobre el medio ambiente.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido