Saltear al contenido principal

El Ayuntamiento de Valladolid impulsa las SBN con el proyecto Lanaland

portada el ayuntamiento de valladolid impulsa las sbn

Las Soluciones Basadas en la Naturaleza ofrecen un abanico de posibilidades para mejorar la situación de los espacios verdes urbanos. A partir de este concepto que pone en el centro la salud y el servicio a los ciudadanos, la infraestructura verde urbana debe ser gestionada de manera que se adapte a las necesidades de los usuarios del siglo XX, además de lograr sistemas sostenibles, resilientes y saludables.

Tanto en España como en Europa, se están realizando esfuerzos para colocar a las Soluciones Basadas en la Naturaleza en el centro del debate político, y así, impulsar iniciativas que ayuden a cuidar de la naturaleza urbana.

En un contexto así, nos alegra conocer acciones como el Proyecto Lanaland en Valladolid, que se ha hecho eco en la web de URBAN GreenUp, un proyecto financiado por el programa horizonte 2020 de la Unión Europea.

DISMINUIR LA CONTAMINACIÓN CON EL PROYECTO LANALAND

Este proyecto trata de una de las soluciones basadas en la naturaleza (SBN)  implementadas como parte del proyecto financiado con fondos europeos URBAN GreenUP, cuyo objetivo es el desarrollo, aplicación y replicación de planes urbanos de regeneración en una serie de ciudades europeas y no europeas, con el objetivo de mitigar los efectos del cambio climático, mejorar la calidad del aire y la gestión del agua, así como aumentar la sostenibilidad de nuestras ciudades a través de soluciones innovadoras basadas en la naturaleza.

La iniciativa ha consistido en la instalación de una cubierta verde en la parte superior del mercado El Campillo de Valladolid. Esta cubierta vegetal cuenta con una superficie de más de 500m2 y ha sido desarrollada por los servicios técnicos del Ayuntamiento de Valladolid junto con los consultores Singular Green.

El objetivo de la cubierta es reducir la contaminación, disminuir el efecto isla de calor y mejorar el aislamiento térmico del edificio del mercado. Todo ello contribuirá a que Valladolid sea más resiliente al cambio climático.

El proyecto utiliza lana de oveja afieltrada para crear una de las capas del sustrato de la cubierta. Este es considerado un subproducto de la industria ovina, por lo que utilizarlo como sustrato para el crecimiento vegetal significa dar nueva vida a este material, que hasta ahora era un desperdicio.

Esta innovadora solución forma parte del proyecto local “Lanaland”, financiado por el Ayuntamiento de Valladolid en la primera convocatoria de proyectos a favor de la Economía Circular. El proyecto ha sido desarrollado por la pequeña empresa tecnológica local SBioRn, que se especializa en sistemas biotecnológicos y recursos naturales.

La intervención es una de las soluciones basadas en la naturaleza implementadas por el proyecto de la UE URBAN GreenUP y se puede consultar en su página web, enlace aquí.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido