Saltear al contenido principal

El aumento de las temperaturas adelanta la floración en dos semanas respecto a 2023

El aumento de las temperaturas adelanta la floración en dos semanas respecto a 2023

Especies como almendros y fresnos llevan varios años anticipando este proceso del ciclo biológico.

Pablo Vargas, investigador del Real Jardín Botánico del CSIC, Pablo Vargas, advierte en EFE Verde de los riesgos de este fenómeno para los polinizadores y los cultivos.

Las altas temperaturas de este invierno en buena parte de España están teniendo resultados en diferentes elementos que componen la infraestructura verde. El adelanto de la floración de almendros y fresnos, entre otras especies, es uno de los efectos más inmediatos. Esta situación se remonta a un cambio de hace ya varios años en el proceso del ciclo biológico, influenciado también por la sequía.

Los polinizadores y los cultivos se ven amenazados también por este fenómeno climático, puesto que las plantas no florecen por su propia supervivencia ante la escasez de agua. Este hecho implica menos insectos, lo que a su vez pone en riesgo a las aves que se alimentan de ellos. Después de varios años en los que la floración de ciertas especies ha avanzado del tiempo estival a fechas de primavera, la previsión para este año es un adelanto de hasta dos semanas más respecto a 2023.

Así lo confirma a EFE Verde el investigador del Real Jardín Botánico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Pablo Vargas, quien incide en que la floración de las plantas en una época del año que no corresponde pone en riesgo a toda la cadena de alimentación. Precisamente, este desajuste entre plantas y polinizadores puede afectar de manera severa a las cosechas y a la producción. 

Ante esta situación, los insectos no tendrán la cantidad de flores que necesitan ni las plantas la cantidad de insectos que les hacen falta y que realizan una importante labor de polinización. Su función resulta además imprescindible para evitar el uso de productos químicos en el mantenimiento y gestión de la infraestructura verde, dentro de una decidida apuesta por la promoción de la biodiversidad.

También se ven afectadas las aves por esta alteración del ciclo biológico de las plantas. Migrar, resistir o adaptarse a los cambios son las alternativas que deben plantearse estas especies animales, que cumplen una labor necesaria como bioindicadores.

La necesidad de dar respuesta a los nuevos escenarios que se presentan ante el cambio climático es una cuestión urgente para garantizar la conservación de la infraestructura verde y la sostenibilidad del medio ambiente.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido