Saltear al contenido principal

El 50º Congreso PARJAP reivindica el valor de las Soluciones Basadas en la Naturaleza durante la lectura de sus conclusiones y la entrega de los Premios Nacionales de Jardinería

El 50º Congreso PARJAP reivindica el valor de las Soluciones Basadas en la Naturaleza durante la lectura de sus conclusiones y la entrega de los Premios Nacionales de Jardinería

Las conclusiones del programa científico resaltan cuatro objetivos: comenzar a trabajar las SBN a partir del ecosistema del suelo, utilizar la base de la infraestructura verde para adaptar las ciudades al cambio climático, trasponer el uso de las SBN en todas las normativas y divulgar sus beneficios.

La Asociación Española de Parques y Jardines Públicos ha reconocido con el Premio Alhambra al mejor proyecto de jardinería pública a la remodelación del parque Tomás Rodríguez Boloños en Valladolid y con una mención especial al nuevo parque de La Paz en Villava (Navarra).

Los premios de la AEPJP han distinguido también la gestión de los espacios verdes en Zaragoza y Villava; al parque El Capricho, en Madrid, como el más visitado en internet, y a distintas publicaciones científicas.

El Congreso PARJAP, Pamplona 2024, ha clausurado, este viernes, la 50º edición de esta cita de la AEPJP con la presentación de las conclusiones de tres días de ponencias en torno al eje temático ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza: una apuesta de futuro’. Además, la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, entidad organizadora del congreso junto con el Ayuntamiento de Pamplona, ha entregado los Premios Nacionales de Jardinería, con los que ha reconocido la labor más destacada de entidades públicas y profesionales en distintas áreas de la creación, gestión, investigación y promoción de la infraestructura verde urbana.

PARJAP 2024 se ha celebrado del 8 al 10 de mayo en Baluarte, Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, donde se han reunido 500 profesionales del sector público y privado, y 30 ponentes nacionales e internacionales, procedentes de países como Italia, Francia, Alemania y Australia, para tratar las posibilidades que ofrecen las SBN, la utilización de los principios de la naturaleza en la gestión del espacio verde, en todas las escalas, desde el planeamiento general, a las acciones en pequeños espacios. El documento de conclusiones, que ha sido presentado por Ángel Arana, jefe del servicio de Zonas Verdes del Ayuntamiento de Pamplona, ha resumido las aportaciones en cuatro puntos.

SBN para “mejorar la vida de las personas”

Como punto de partida, PARJAP ha reivindicado que “el ecosistema del suelo es la base para comenzar a trabajar las SBN” y “el fomento de la biodiversidad”. De este modo, se pueden afrontar problemas como los suelos compactados de las ciudades, “que los convierten en un medio hostil para la supervivencia de la vegetación” mediante la aplicación de soluciones como los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible para permeabilizarlos.

La segunda conclusión destaca que las grandes ciudades sufren de forma más notable los efectos del aumento de temperaturas, las olas de calor y las anomalías en las precipitaciones “afectando directamente a la salud de las personas”, por lo que se plantea el reto de adaptarse a estas circunstancias mediante las SBN como herramientas para utilizar la base de la infraestructura verde y “naturalizarla, mejorarla y adaptarla a las nuevas condiciones”. Así, se reclama “un diálogo efectivo con el resto de infraestructuras urbanas” para lograr “equilibrar, mejorar el confort, disminuir la pobreza energética y, en definitiva, mejorar la vida de las personas” y potenciar los jardines como refugios climáticos”.

Igualmente, se recuerda que las SBN ya están “contempladas en la legislación de la UE y deberían trasladarse a todas las normativas”, de la estatal a la local, ya que “están suficientemente documentadas y se cuenta con herramientas para replicarlas y adaptarlas en distintos ámbitos, escalas y necesidades”.

Finalmente, el documento de conclusiones del Congreso PARJAP recuerda la necesidad de apoyarse en la evidencia científica para “dar a conocer los beneficios de las SBN a la ciudadanía”, en colaboración con las administraciones públicas y las entidades privadas, aprovechando iniciativas como la renaturalización de los patios escolares “una oportunidad de oro para transmitir los valores ligados a la educación ambiental”.

Reconocimiento a la excelencia

El papel de las SBN también ha estado muy presente en la entrega de los Premios Nacionales de Jardinería, realizada en la cena de clausura del Congreso PARJAP 2024, que ha tenido lugar este viernes por la noche en el refectorio de la Catedral de Pamplona. Con estos galardones, la Asociación lleva más de 30 años reconociendo la excelencia en los proyectos y trabajos más innovadores en el sector.

Así, la aplicación de estas Soluciones Basadas en la Naturaleza es una característica común en los ganadores del Premio AEPJP, que reconoce el trabajo de las administraciones públicas para hacer de los espacios verdes un motor de mejora de la calidad de vida y la salud ciudadana. Este premio se votó entre las candidaturas expuestas durante el Congreso en sus dos categorías: para administraciones de más y menos de 50.000 habitantes.

El Ayuntamiento de Zaragoza ganó en la categoría de mayor población con la iniciativa ‘ZARAGOZA NATURAL. Conectar la ciudad a través de la naturaleza’, expuesta por Francisco Bergua, jefe del Departamento de Ecología Urbana y Economía Circular. Bergua detalló que la implementación de las SBN, con propuestas como el control biológico conservativo, es una de las diez claves de este plan municipal.

Villava (Navarra) consiguió el premio para entidades con menos de 50.000 habitantes con su proyecto ‘Infraestructura verde, climática y sostenible de Villava’, que consiste en “usar la jardinería como una herramienta con posibilidades de transformación social”. Esta iniciativa contempla aspectos como “la sostenibilidad o el bienestar de las personas vulnerables”, según explicó Mikel Baztán, asesor de Medio Ambiente y Zonas Verdes del consistorio navarro y responsable de Ahora Clima S.L.

Junto a estos dos galardones, se entregó el Premio Alhambra al mejor proyecto de jardinería pública municipal, que reconoce valores como el diseño general, la utilización adecuada de especies vegetales, la interconexión y la conservación, y la viabilidad de conjunto, atendiendo condicionantes económicos, culturales y de sostenibilidad. El trabajo ganador fue la remodelación del parque Tomás Rodríguez Boloños en Valladolid, redactado por Land Art Studio 2002 SL. Tras una década de cierre, la reforma promovida por el Ayuntamiento vallisoletano ha creado una “isla de biodiversidad” en el centro de la ciudad, que conecta puntos emblemáticos, resulta accesible e incorpora juegos de construcción de agua y arena, un hotel de insectos, un jardín de lluvia con plantas hidrófilas, una charca de anfibios y un aula verde.

Además, el jurado del Premio Alhambra otorgó una mención especial al proyecto de espacio lúdico-cultural parque de la Paz, obra de Eslava y Tejado Arquitectos y también presentado por el Ayuntamiento de Villava.

El Premio Vivir los parques, que reconoce al más visitado en la web del mismo nombre de la AEPJP, ha recaído este año en el parque El Capricho de Madrid, un jardín histórico que es una muestra de paisajismo pintoresco y cuenta con numerosas obras arquitectónicas y escultóricas.

Finalmente, otros cinco premios han distinguido a otras tantas publicaciones científicas y divulgativas. El Premio Juan Julio en la modalidad de libros ha sido para Ignacio Somovilla y Ángel Arcay por ‘El Pasatiempo y otros jardines (extra)ordinarios’, editado por Encyclopaedia Botanica, y en la modalidad de trabajos técnicos, para ‘Del cloro a la biodiversidad’, de Mónica López y Bárbara Martínez. También se ha reconocido con una mención especial el libro “Árboles singulares en Sevilla”, de Ana María Álvarez.

El artículo ‘Proyecto Ninfa: Inteligencia Artificial para impulsar los beneficios de la infraestructura verde en la sociedad’, de Green Urban Data y la Universidad Politécnica de Valencia, ha sido el ganador del Premio al mejor trabajo publicado en la revista de PARJAP. En esta categoría, también se ha entregado un mención especial para ‘Bioconfort urbano y efectos de la estructura verde urbana para avanzar hacia ciudades saludables en el caso de San Cugat del Vallés (Barcelona) ante el cambio climático’, firmado por Universidad de Sevilla y Naturalia Jardineros.

En otro orden de cosas, la AEPJP celebró en la tarde del viernes la Asamblea General de Socios con el objetivo de rendir cuentas de la gestión de la junta directiva y dar a conocer futuras acciones, entre las que se encuentra el Congreso PARJAP 2025 que tendrá lugar en la ciudad andaluza de Marbella.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido