Saltear al contenido principal

Crecer en entornos urbanos con verde reduce el riesgo de trastornos psiquiátricos

Un estudio publicado por Kristine Engemann et al. en la revista PNAS, indica que crecer en entornos urbanos con espacios verdes está relacionado con un menor riesgo en el desarrollo de trastornos psiquiátricos.

 

Un reciente estudio ha demostrado que el acceso a los espacios verdes desde la infancia se asocian a un menor riesgo de trastornos psiquiátricos desde la adolescencia hasta la edad adulta.

Es sabido por todos que los espacios verdes proporcionan beneficios para la salud mental, sin embargo, este estudio de Engemann et al. indica que el acceso a espacios verdes en la infancia tiene una relación estrecha con un menor riesgo de trastornos psiquiátricos en etapas más avanzadas en la vida humana.

Los datos muestran una asociación consistente entre niveles más altos de espacios verdes durante la infancia y un menor riesgo de desarrollar algún trastorno psiquiátrico más adelante.

Estos hallazgos contribuyen a nuestra comprensión del entorno urbano como un factor de riesgo ambiental importante para la salud mental y pueden guiar el diseño de entornos urbanos saludables, así como de espacios que afectan la vida infantil, como, por ejemplo, los entornos escolares.

Garantizar el acceso a espacios verdes, especialmente en entornos urbanos densificados, podría ser una herramienta importante para gestionar y minimizar la prevalencia de trastornos psiquiátricos, debido a que un menor acceso a espacios verdes podría ser un factor de riesgo adicional para la salud mental entre los grupos vulnerables de la sociedad.

De esta manera, se puede concluir que la pérdida de interacciones entre humanos y naturaleza presenta un riesgo para la salud y también puede reducir la apreciación de los entornos naturales por parte de las personas, lo que crea ciclos de retroalimentación negativa.

Por el contrario, las experiencias positivas, como la restauración psicológica o la cohesión social, pueden motivar comportamientos ecológicos positivos. De manera que el aumento de la naturaleza urbana podría proporcionar beneficios para la salud mental al mismo tiempo que protege la biodiversidad y los servicios ecosistémicos de los entornos naturales.

El conocimiento,
da sus frutos

RECIBE NUESTRA
NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido