Saltear al contenido principal

COVID-19 ¿Cerrar o no los parques y jardines públicos?

portada cerrar o no los parques y jardines

La situación actual de crisis sanitaria por la covid-19, hace que gobiernos e instituciones tomen decisiones para limitar la propagación del virus, una circunstancia que también afecta a los parques y jardines urbanos, como parte fundamental en la estructura urbana.

No en vano, tras el confinamiento domiciliario que vivimos en la pasada primavera, los parques y jardines públicos fueron revalorizados por parte de la población, al convertirse en espacios únicos para descansar y reconectar con la naturaleza.

Este acceso a los espacios verdes urbanos es de vital importancia para la salud y el bienestar de las personas, un servicio que se traduce en una ciudadanía más feliz y saludable. ¿En qué forma las medidas de protección sanitaria debe afectar a las comunidades humanas?

La gestión de la pandemia y de los parques y jardines públicos

Algo que debe estar claro, es que lo más importante es revertir la dinámica ascendente de la pandemia, y, de esta manera, proteger a la ciudadanía de las consecuencias del virus.

Dicho esto, también es importante realizar un análisis de la gestión de la infraestructura verde urbana en esta circunstancia. La pandemia ha arrojado luz en las disparidades del acceso a parques y espacios verdes por parte de personas en situaciones desatendidas urbanísticamente en este aspecto, o en situación de vulnerabilidad social.

Durante una pandemia, los gobiernos a nivel nacional, autonómico y local, deben considerar cuidadosamente lo que es apropiado e importante para la salud general de la población, y de esta manera, determinar la forma de implementar las recomendaciones propuestas, al mismo tiempo que se mantiene un distanciamiento físico adecuado en los espacios públicos.

Diversos estudios han estado analizando la evolución de la pandemia, y las conclusiones parecen indicar que la propagación del virus se fomenta, principalmente, en espacios cerrados.

Por otra parte, los espacios abiertos, como las zonas verdes, ofrecen un riesgo reducido, aunque parece evidente también que son necesarias medidas de gestión diferenciadas para asegurar que se respeta el aforo, los horarios y las normas de uso en esta extraordinaria situación. Unos hechos que obligan a la reflexión de si conviene cerrar o no los parques y jardines públicos, además de tener en cuenta los posibles efectos para la salud de las personas a largo plazo.

Para continuar abordando este tema, os ofrecemos una lectura a los siguientes artículos: Risk mitigation tool for outdoor recreation spaces and activities operating during the Covid-19 pandemic, Recommendations for keeping parks and green space accessible for mental and physical health during Covid-19 and other pandemics, y ¡Abrid los parques! Razones y riesgos de una decision equivocada.

Todos ellos ofrecen una mirada diferente, desde el punto de vista de la gobernabilidad, desde el estudio científico y desde una opinión como usuario de este servicio tan importante para la ciudadanía

Y tú ¿qué piensas? Cuéntanos cómo valoras la gestión de los espacios verdes urbanos durante la pandemia en nuestra sección de comentarios, al final de este artículo.

Esta entrada tiene un comentario
  1. En mi opinión los parques y jardines deben estar abiertos durante la pandemia, es beneficioso para la salud tanto física como mental.
    En València, solo los cierran de 10 de la noche a 6 de la mañana, me parece bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido