Saltear al contenido principal

Conociendo a Quique Huelves

ENRIQUE HUELVES LORENZO, VOCAL DE JUNTA AEPJP. JEFE OFICINA TECNICA PARQUES Y JARDINES, AYTO. DE MURCIA

Enrique Huelves Lorenzo es una de las referencias en materia de Parques y Jardines. Responsable de la oficina técnica de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Murcia, Enrique, está graduado en Ingeniería de Edificación; esto, unido a sus másteres en Jardinería y Paisaje, y de Prevención de Riesgos Laborales, le hacen ser una de las voces más importantes en el análisis del sector.

Además de este impresionante currículo, Enrique es un miembro muy importante de la junta directiva de la Asociación, siendo vocal de la misma. Conoce un poco más sobre su historia a lo largo de la siguiente entrevista.

ENTREVISTA

¿Qué te ha llevado a asumir el compromiso de trabajar en favor de AEPJP?

La AEPJP es la más bonita oportunidad que se me ha presentado a lo largo de mis 14 años de profesión en el ámbito de la jardinería y el paisaje. Como referente nacional en el sector, la Asociación es lo máximo a lo que un profesional de la infraestructura verde puede aspirar, por la calidad humana y profesional de la gente que lo conforma, y por el incuestionable trabajo técnico y científico que realizan de forma totalmente altruista, en pro de la transferencia de conocimientos. Igual de importante es la figura de su presidente Fran Bergua, principal valedero de que hoy estemos aquí, y al que siempre estaré agradecido por su confianza ciega en mí desde el principio, al igual que a mis jefes y al Ayuntamiento de Murcia, por permitirme representar a mi ciudad en un ámbito como este, de reconocido prestigio a nivel nacional.

¿Qué papel desempeñas en la asociación?

Mis cometidos dentro de la AEPJP principales son la Coordinación del Grupo de Gestión, orientada al desarrollo de Pliegos de Mantenimiento, análisis y uso de las herramientas de gestión y la promoción de actividades formativas, por un lado, y por otro, responsabilizarme de las redes sociales y contenidos multimedia. Pero sin duda, el encargo que más ilusión me hace es llevar la Coordinación del Próximo Congreso Nacional de Parques y Jardines Públicos que se celebra el próximo Abril en mi ciudad, tanto por parte de la AEPJP como del Ayuntamiento de Murcia. He asistido a muchos Congresos como socio de la AEPJP antes de ser miembro de la Junta, y presentar la candidatura de Murcia era un objetivo vital que siempre hemos tenido en mente desde que trabajo en el Servicio de Parques y Jardines de mi Ayuntamiento. Ahora, como murciano orgulloso de la transformación que está sufriendo la ciudad, y como parte de la Asociación, vamos a tener la suerte de participar en un evento histórico, lo cual supone una gran responsabilidad, pero también una gran ilusión, por la gran cantidad de grandes profesionales que vendrán a visitarnos la próxima primavera y por la repercusión que van a tener las zonas verdes de Murcia a nivel nacional.

¿Qué te gustaría aportar o conseguir con tu participación en AEPJP?

En todos los proyectos que me embarco, a cada sitio al que voy, o cada persona nueva a la que conozco, intento sumar con positivismo y dejar las cosas siempre un poco mejor que las encuentro. Partiendo de esa base, y de que cada minuto que paso con la Junta es como un “mini master” del que siempre aprendo algo nuevo, intentaré sumar siempre mi granito de arena en todo lo que la AEPJP pueda necesitarme para devolver con gratitud todo lo que la Asociación me aporta personalmente. Lo primero es intentar combinar mi labor profesional y personal con los objetivos que nos hemos marcado, pero más a largo plazo, me encantaría poder ayudar a rejuvenecer la Asociación, a llegar a un tipo de público más amplio, a que todo el mundo pueda conocer el arte de la jardinería y poder aportar mi granito de arena en los dos campos que he desarrollado profesionalmente toda mi vida, el mantenimiento de jardines y el diseño de zonas verdes, siempre desde el punto de vista del paisajismo moderno.

¿En tu opinión, qué función cumplen actualmente los espacios verdes en la ciudad?

Es evidente y creo que cada día todo el mundo lo tiene más claro, que las ciudades verdes son mucho más acogedoras y permiten una mayor calidad de vida a la ciudadanía. Es una cuestión muy clara que la gente defiende el arbolado y lo valora por todo lo bueno que éste ofrece. Es más, la gente así lo siente, y ahora los jardines y parques se han convertido en los grandes núcleos de ocio al aire libre, como lugar de reunión para todos los públicos. Además, progresivamente en paralelo a la especialización en la mejora de los diseños de las zonas verdes, crece el sentimiento de arraigo de la gente a sus jardines, por lo que cada vez más, gente que no pertenece al gremio, tiene una opinión y agradecen la creación de estos espacios y alardean de ello con los visitantes de la ciudad, como antes hacían con sus monumentos o museos.

¿Qué opinión te merece el sector de la jardinería actual?

Creo que es un gremio poco tecnificado en cuanto a que muchas veces los promotores de las obras de urbanización lo consideran un marrón en el que tienen que gastarse un dinero que prefieren invertir en acabados más lujosos para sus flamantes edificios, y obligan a sus técnicos a ejecutar jardines muy básicos y sin mucho criterio. También hay mucho intrusismo, y es muy común ver a albañiles haciendo jardines, pero no verás a jardineros levantando muros de ladrillo. Pero es un hecho consumado que los jardines son algo que gusta a todo el mundo. Le gusta al ciudadano y le gusta a los gestores de la ciudad, y eso ha desembocado en políticas cada vez más orientadas a la mejora de la biofilia y el medio ambiente. Y también en gente mucho más familiarizada con el diseño de zonas verdes, el diseño de equipamientos y zonas infantiles más atractivas y con la sensibilidad ideal para ejecutar este tipo de obras y sobre todo con el criterio de elegir lo correcto para cada situación, porque en realidad, ya no es sólo una cuestión de dinero ni de diseño, es una cuestión de aptitud a la posibilidad que cada zona verde te presenta, y a saber interpretar lo que esa modificación del paisaje requiere.

¿Qué aspectos crees son fundamentales para optimizar y mejorar la gestión de la infraestructura verde municipal?

Creo que los problemas de gestión vienen de base en el diseño de las ciudades. Si plantas unas plataneras en alineación en unas aceras de 3 metros sabes que en el futuro no vas a cumplir la normativa de accesibilidad y posiblemente tengas problemas con los pavimentos. Si sabes que la pluviometría de tu ciudad es escasa y ejecutas grandes extensiones de cespitosas, sabes que te estás pegando un tiro en el pie en cuanto a coste de mantenimiento y riego. Es fundamental ampliar la escala, generar líneas de actuación comunes, estudiar el urbanismo y ver hacia donde lo quieres dirigir. Establecer las normas del juego con las Ordenanzas y Normativas necesarias, darlas a conocer con normas que no limiten la capacidad creativa de los proyectistas pero que con criterios de sostenibilidad y buenas prácticas permitan crear zonas verdes y alineaciones arbóreas asumibles y fáciles de mantener. Y después combatir los problemas concretos que te genera el entorno de tu ciudad, en el caso de Murcia, por ejemplo, la falta de agua y la dispersión de los jardines en las pedanías.

Háblanos de un parque o espacio verde al que le tengas especial admiración.

Soy un gran admirador de la nueva escuela, de la jardinería integrada en la interpretación del paisaje, del aprovechamiento de la preexistencia y de los diseños vanguardistas con total respeto a la jardinería tradicional. En ese sentido, y como paisajista, el High Line de Nueva York representa todo lo que un proyecto de jardinería y paisaje debe tener. Se trata de la recuperación de una vía de tren abandonada a lo largo de 2´3 km que ha supuesto una reinterpretación del paisaje que la envuelve, con una elección magistral vegetal en cuanto a cromatismos y texturas por estaciones, enlazando bajo una línea directora que es la vía del tren, con detalles de diseño arquitectónico magistrales, miradores, mobiliario urbano, grafitis, que han conseguido revalorizar el entorno a nivel económico y cultural, y recuperar un espacio de uso.

Por otro lado, de entre mis proyectos, sin duda me quedo con el Jardín Aljada en Puente Tocinos. No es el mejor ni el más bonito de todos los que he tenido la suerte de ejecutar, pero si fue el inicio de un montón de cosas buenas que vinieron a posteriori. Lo ejecutamos íntegramente con medios propios, con una subvención para personal en situación de desempleo mayores de 55 años, y con un fondo de garantía juvenil, menores de 30. Y fue muy constructivo porque los mayores hicieron equipo con los jóvenes aportándoles experiencia y los jóvenes pusieron el impulso que era necesario para recuperar un jardín que estaba totalmente obsoleto en el centro del pueblo y que ahora es el centro neurálgico de la pedanía, por lo que con muy poquito presupuesto y medios, y un poquito de imaginación y buen hacer, recuperamos 5000m2 de jardín.

Este sitio web utiliza cookies PHP para mantener la sesión del navegador y cookies de terceros (Google Analytics) para realizar tareas de analítica de visitas. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido