Saltear al contenido principal

Características y curiosidades del jardín vertical del CaixaFórum en Madrid

portada jardín vertical caixaforum madrid

El primer jardín vertical instalado en España es el de CaixaForum en Madrid. Además, también destaca por ser el jardín vertical más grande que ha implantado una fachada sin huecos, pues ocupa una superficie vegetal superior a los 400 m2.

El resultado lo compone una sorprendente “pintura viviente” multicolor que, más allá de su atractivo estético, actúa como un eficaz agente medioambiental.

HABLEMOS DEL JARDÍN

El Jardín vertical cubre absolutamente toda la medianera que delimita la nueva plaza pública que da acceso, desde el Paseo del Prado, a CaixaForum Madrid por su lado norte. La nueva sede de la Obra Social “la Caixa” en la capital ocupa la antigua Central Eléctrica de Mediodía, proyectada en 1899 por el arquitecto Jesús Carrasco-Muñoz Encina, autor también del Hotel Reina Victoria de la plaza de Santa Ana.

El proyecto del edificio, a cargo del equipo de arquitectos suizos Herzog & de Meuron, conserva las cuatro fachadas originales (delimitadas por las calles de Gobernador, Alameda, Almadén y Cenicero), con el fin de preservar la imagen de conjunto de la antigua central.

Los arquitectos han eliminado buena parte del zócalo de granito que circunda el edificio, haciendo levitar el edificio sobre una plaza pública a nivel de la calle. Esta plaza, abierta hacia los cuatro costados, se extiende hasta el número 36 del Paseo del Prado, ocupa una superficie de 2.500 m2 y permite el acceso al vestíbulo de CaixaForum Madrid, situado en el primer nivel. Precisamente, el Jardín vertical ocupa toda la medianera del edificio colindante a la plaza.

CARACTERÍSTICAS

El Jardín vertical está formado por tres elementos principales: una estructura metálica, una lámina plástica y una capa de fieltro de poliamida. En el caso de CaixaForum Madrid, tiene una altura de 24 metros, un grosor de casi un metro y una longitud de 19 metros.

Se ha colocado ligeramente separado de la fachada del edificio existente, a fin de no transmitirle esfuerzo alguno. La superficie vegetal resultante se extiende a lo largo de 460 metros cuadrados. Está formada por 15.000 plantas de 250 especies diferentes.

Imagen CaixaFórum Madrid

HABLEMOS DE LAS ESTRUCTURAS

 

  • Estructura metálica: Se trata de una estructura vertical autoportante, de 24 metros de altura, y es la base sobre la que descansan la estructura auxiliar y todos los elementos constitutivos del Jardín vertical. Esta formada por seis torres principales y, como si de las cuadernas de un barco se tratara, de un sistema de perfiles tubulares. Forma una capa de aire que actúa como un sistema de aislamiento térmico y fónico muy eficiente.
  • Panel de soporte: Está formado por un panel de PVC expandido sujeto a la estructura metálica. Esta capa dota de rigidez a toda la estructura y la hace impermeable.
  • Capa de irrigación: Formada por una manta doble de fibras sintéticas y una lámina plástica en su cara interior, está fijada mediante grapas al panel de soporte. Es la base de apoyo de toda la plantación. El fieltro es especial, por lo que no se pudre, y su enorme capilaridad permite una distribución homogénea del agua. Las plantas se han distribuido a lo largo de esta capa de fieltro (la densidad es de unas 30 plantas por metro cuadrado) y las raíces crecen a lo largo de ella.
  • Plantación: Se realiza insertando las raíces de las plantas, sin tierra, entre las dos capas de la manta y fijándolas mediante grapas.
  • Suministro de agua y nutrientes y recogida del agua: Una red de tuberías, con boquillas de goteo y alimentada por una bomba de agua y nutrientes, va fijada sobre la manta de enraizamiento. El riego del agua, enriquecida con nutrientes, se realiza desde la parte de arriba de la estructura, y es automático. El agua que se escurre por el muro es recogida por una canaleta colocada en la parte inferior del Jardín vertical. De esta manera se soluciona el problema que podría generar el agua de escorrentía sobrante.

LA IMPORTANCIA DE ESTE JARDÍN

Lo que se consigue tras todo este trabajo, es un jardín vertical que permite recrear un sistema viviente semejante al de la naturaleza, y que rememora los jardines colgantes de la antigua Babilonia.

 

Agradecemos a Francesco Burgos su ayuda en la elaboración de este artículo. 

Este sitio web utiliza cookies PHP para mantener la sesión del navegador y cookies de terceros (Google Analytics) para realizar tareas de analítica de visitas. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido