Saltear al contenido principal

Características de los jardines verticales y la filosofía de Patrick Blanc

portada-características-jardines-verticales

En nuestro artículo de la semana pasada, os contábamos los beneficios que los jardines verticales tienen para las ciudades y las personas. Ahora, queremos aproximarnos a sus características, y a la importante visión que tuvo Patrik Blanc al respecto de este tipo de jardines.

CARACTERÍSTICAS DE LOS JARDINES VERTICALES Y SUS BENEFICIOS EN LA INFRAESTRUCTURA VERDE URBANA

Los jardines verticales son un ejemplo muy importante de refrigeración en verano y aislamiento térmico en invierno. Durante el verano, la sombra proyectada por las hojas de la vegetación reduce de manera considerable el impacto de la radiación solar.

Muchas plantas trepadoras levantan sus hojas en respuesta a la dirección del sol, creando un efecto de ventilación, debido a que el aire fresco penetra hacia dentro y el aire caliente es dirigido hacia arriba. De esta manera, la evaporación y la transpiración generan un efecto de refrigeración.

Durante el invierno, el follaje de las plantas persistentes actúa en cierto modo aislante, ya que filtran el aire antes de que llegue a la fachada, de esta manera, se reduce la pérdida de calor habitual.

Otra de las características y contribuciones de los jardines verticales es la mejora visual, además de la importante aportación en la naturalización de las ciudades, un aspecto clave para lograr una infraestructura verde sostenible y respetuosa con el medio.

En nuestros días, el proyecto que ha significado un punto de inflexión y ha contribuido a popularizar la jardinería vertical, es el realizado en el edificio del museo de Quai Branly en París, que cuenta con un enorme jardín vertical en su fachada principal creado por el prestigioso botánico francés Patrick Blanc.

LA FILOSOFÍA DE PATRICK BLANC

Los jardines verticales patentados por este prestigioso botánico, consisten en la disposición de plantas de manera vertical, sin disponer de un suelo o sustrato desde donde crecer. Este enfoque es muy útil en espacios donde no se dispone de una parcela.

Estos jardines verticales actúan como aislante térmico, ahorrando en calefacción durante el invierno y aire acondicionado en verano. Sin embargo, tiene algunos aspectos negativos, como que se debe impermeabilizar muy bien, además de hacer un correcto montaje del jardín, y, por supuesto, debe de estar suministrado constantemente de líquido, de manera que las raíces no crezcan buscando humedad, algo que dañaría a los edificios.

Nuestros agradecimientos a Francesco Burgos por ayudarnos a desarrollar este artículo.

Este sitio web utiliza cookies PHP para mantener la sesión del navegador y cookies de terceros (Google Analytics) para realizar tareas de analítica de visitas. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar
X
Ir al contenido